CRIOLIPOLISIS. EL FRIO QUE ADELGAZA

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Es una técnica avanzada para la eliminación de grasa localizada que destruye el tejido adiposo sin necesidad de cirugía. La técnica de la criolipolisis, que ofrece resultados iguales a la liposucción, se basa en un descenso de la temperatura de la grasa localizada hasta los 0ºC durante al menos 40 minutos. De esta forma, las células de grasa localizada, denominadas adipocitos, se destruyen por la cristalización y posterior eliminación gradual de lípidos durante un periodo de entre dos y seis semanas.

A diferencia de otras técnicas, la criolipolisis permite que no se vuelva a recuperar el volumen de grasa localizada en la zona tratada. Se trata, por tanto, de una técnica no invasiva, indolora y que, además, no requiere de anestesia. Se aplica por personal licenciado especializado en medicina estética.

¿De qué trata?

La sesión de criolipolisis es un procedimiento indoloro. Durante la misma se nota frío en la zona tratada, así como una sensación de adormecimiento en la grasa localizada. Una vez terminada la sesión, el paciente puede volver a su actividad normal.

Las células de grasa localizada liberan progresivamente sus lípidos, y en un plazo de dos a seis semanas se pueden observar resultados, dependiendo siempre del número de sesiones que apliquemos. Se recomienda tomar de una a tres sesiones para completar el 100% del tratamiento.

Este tratamiento es apto, tanto para hombres como para mujeres, y las zonas sobre las que se aplican son abdomen, espalda, brazos y “cartucheras”.

¿Cómo funciona?

1. El aparato “pellizca el michelín” creando un vacío y lo “congela” hasta alcanzar -0ºC.

2. La temperatura se mantiene durante unos 40 minuntos (duración de la sesión) para destruir las células de grasa localizada.

3. Las células de grasa localizada comienzan un proceso natural de eliminación que continúa a lo largo de 2, 3 o 4 meses.

4. Una vez que se cierra este proceso, el número de adipocitos se reduce haciendo desaparecer la capa de grasa localizada que pueden cubrir nuestra cintura, “pistoleras”, brazos, etc.

5. Fase final: los resultados son permanentes, siempre y cuando el paciente realice una dieta sana y equilibrada. En otro caso, se puede repetir la sesión sin problemas.

Los pacientes muestran una reducción de grasa persistente de al menos 6 meses después del procedimiento. Se ha comprobado que las células eliminadas a través del procedimiento liberan gradualmente los lípidos y son absorbidas por el metabolismo natural de cuerpo. Se espera que la eliminación de células grasas dure el mismo tiempo que aquellas tratadas con métodos invasivos como la liposucción.

Efectos comunes después del tratamiento.

Es posible que aparezca un enrojecimiento moderado en el área tratada. Esto puede durar unos minutos o unas horas. También puede aparecer algún hematoma localizado, que desaparece en pocas semanas. Algunos pacientes experimentan una sensación de hormigueo o adormecimiento de la zona tratada, que puede durar de 1 a 8 semanas.

¿Diferencia de la criolipolisis con otros tratamientos?

Mientras que la cavitación y radiofrecuencia lo que hacen es disolver la grasa sin llegar a eliminarla al 100%, y con posibilidad de recuperarla con el tiempo, la criolipolisis destruye la célula de grasa localizada sin posibilidad de volverse a almacenar ni generar de nuevo tejido graso (adiposo).

Esta entrada fue publicada en Estetica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.